La perla más grande del mundo

La perla fue extraída de una almeja gigante frente a las costas de Palawan, el 7 de mayo 1934 por un buzo musulmán filipino. Wilburn Cobb, el hijo de un ingeniero de minas de América, que pasó su infancia en Filipinas fue testigo del hecho, y desde entonces, quiso poseerla. El jefe de la tribu musulmana llamó al tesoro "La Perla de Alá".

 

Perla-mas-grande-del-mundo-palawan

En 1939, Cobb regresó a América con la perla más grande del mundo. En Nueva York, la perla fue autentificado por el Dr. Roy Waldo Miner, del Museo Americano de Historia Natural. Víctor Barbish se enteró de la existencia de la perla en la década de 1970 y ofreció comprarla por 3. 55 millones de Euros y fue rechazado. Un año más tarde el Sr. Barbish y sus compañeros Henry Kyle, Robert Pease, Johnny Weissmuller, y Rudy Vallee, le ofrecieron al Sr. Cobb 7.1 millones de Euros fueron rechazados… el señor Cobb le dijo al Sr. Barbish que ninguna cantidad de dinero podría comprar algo que no tiene precio.

 

la-perla-ala-mas-grande-del-mundo

Después de la muerte de Cobb en 1980, su familia vendió la perla a Peter Hoffman, un joyero de Beverly Hills, por 142 mil Euros… Los titulares del mundo indicaron que ese precio fue una ganga teniendo en cuenta su y más aún su valor estimado: 42 millones de Euros, sobre la base de que es un tesoro único en el mundo. Eventualmente, Víctor Barbish adquirió la perla

 

Perla-gigante

 

¿Qué tal esa larga historia para una perla ENORMEMENTE LUJOSA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *