La mansión más cara de Inglaterra

Así se le ha considerado a esta mansión de lujo. Una casa que fue construída allá por el año 1910 por orden de un millonario de nombre William Park Lyle. Aproximadamente son unos 150 millones de dólares lo que vendría a costar este hogar. Pero desde su construcción ha pasado ya por varias manos, aunque al final siempre acababa de nuevo en venta. Claro al ver las imágenes no entendemos muy bien el por qué, puesto que si nosotros tuviéramos una casa como ésta, sin duda, sería hacer un sueño más que realidad. ¿O no?.

Comenzamos con una de las zonas más especiales de la casa y es que, siempre hay que tener nuestro momento de relax y qué mejor que sea en la piscina de casa. Ya no tendremos que salir a ningún lado y podremos nada cuanto queramos sin pensar en las horas ni en la gente. Una enorme piscina que cuenta con todo lo necesario para pasar una tarde de fábula. Además, tendremos unos sofás muy cerquita por si lo que queremos es tomarnos una copa con estas vistas. La decoración y la iluminación hacen de este lugar todo un nuevo sueño del que no querríamos despertar.

salón de la mansión más cara

Esta casa tiene un total de catorce habitaciones, entre otros muchos salones y zonas de relax, como la que hemos visto anteriormente. Una decoración en colores pastel le da vida a una de esas salas que cuenta con barra de bar y piano, para las fiestas más especiales. Todo ello se junta en una atmósfera increíble llena de elegancia y con un toque muy luminoso gracias a los enormes ventanales y como no, a la gran lámpara que decora el techo. Los suelos son de madera y aparecen cubiertos de una gran alfombra estampada. Sin duda, es un entorno exclusivo y perfecto para una casa así.

cine en la mansión más cara

¿Qué sería de la mansión sin una sala de cine?. Pues seguro que nada. Si antes veíamos la barra de bar en la sala, ahora le toca el turno al cine, Sin duda, sería una ruta perfecta para todas las visitas que nos acompañaran cada fin de semana. Además de esta sala, cuenta con una nueva de billar y también una sauna. No nos podemos olvidar de las seis salas de recepción y como no, en la zona exterior tiene un precioso jardín a modo de parque. Es la más cara de la zona pero claro, con todo lo que cuenta, no podía ser menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *