Residencia Moore en Toronto

Una vez más nos encontramos con un hogar de líneas infinitas que nos llama la atención por su claridad y por su estilo contemporáneo donde los haya. La residencia Moore se encuentra en Toronto, en una avenida residencial, algo que también contrasta un poco con el tipo de casas que solemos mencionar aquí. La mayor parte de las veces solemos hablar de esas casas o mansiones de lujo que están en lugares apartados, ya sea en medio de la naturaleza como cerca de una preciosa playa. En esta ocasión, creemos que ésta cuenta con todo lo necesario para que también forme parte de nuestra colección.

Al igual que todas las casas anteriores, se caracteriza por tener esa forma tan espectacular que nos impacta en cualquier casa con un diseño moderno. Está claro que no importa el lugar donde estén ubicadas sino la profesionalidad y el buen gusto de un gran equipo que la hace posible. Los que tienen la culpa, entre otra mucha gente, de un hogar como éste son los arquitectos Drew Mandel que forman un gran equipo y desde luego, a la vista está. Una forma escalonada en la que podremos ver varias plantas y que, a pesar de parecer una casa estrecha es bastante alta.

fachada moore park residence

Toda una de esas plantas tiene una zona donde es la cocina y justo enfrente de la misma se encuentran dos cómodos sofás que la presiden. Los colores blancos combinados con el marrón de la madera que se presenta tanto en el suelo como en la parte de las alacenas, nos dejan una combinación muy moderna y elegante para una casa de este estilo. Si seguimos avanzando por ella, nos encontraremos con una preciosa chimenea y como no, para acompañarla, una zona de relax formada por unos sofás en colores más oscuros que los anteriores o eso es lo que parece al verlos desde fuera.

habitación casa moore residence

Como podemos apreciar, el minimalismo es la tendencia que reina en todo el hogar. Unas líneas muy sencillas que no dejan cabida para muchos adornos y que como vemos, a pesar de que la casa tiene un techo muy alto, las paredes se encuentran vacías. En el dormitorio no nos íbamos a encontrar nada diferente y es por ello que la cama vuelve a tener la presencia de la madera. Preciosa y perfecta para una vida relajada y tranquila. Hay que mencionar que las imágenes son de Ben Rahn/ A Framen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *