Tul

  • La princesa Charlene de Mónaco lució muy elegante el día de su boda con el príncipe Alberto. Escogió para la ocasión un vestido de Armani Privé que sentaba de maravillas a su escultural silueta y disimulaba muy bien sus hombros anchos resultado de sus años de nadadora. La estupenda creación de Armani iba totalmente recamada al frente con cristales Swarovski, perlas, piedras doradas y bordada en hilos plateados.

    FacebookTwitterWhatsappEmail

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en el sitio web Entendido Más información