Una vuelta al pasado con el Palais des Anges

Porque aunque nos encanta ver cómo las casas más modernas se abren paso con imágenes de lo más especiales, en ciertas ocasiones también hay un hueco para todos esos hogares que nos llevan a revivir un pasado que hemos conocido por libros y por haber visto en esas películas del recuerdo. Los palacios también son lugares únicos donde se dan cita las decoraciones más lujosas con el buen gusto de antaño. Aunque no lo parezca, todavía siguen existiendo alguno que otro y por eso, hoy hemos elegido el llamado Palais des Anges que nos envuelve en una atmósfera de elegancia y relax.

La elegancia europea no puede estar más de enhorabuena que con una pieza como ésta entre sus dominios. Además, se puede comprobar que cuenta con pinceladas de ayer, de hoy y de siempre tanto en sus exteriores como en sus interiores. Con estos últimos nos vamos a quedar en este espacio y en ellos veremos cómo se dan cita esas amplias estancias como pueden ser los salones o comedores que siempre darán al jardín. Claro está, se componen de grandes cristaleras y en sus techos se pueden comprobar las pinturas tan perfectas realizadas a mano. Las lámparas de araña son las que iluminan cada techo junto con otros focos importantes en los laterales.

interior palais des anges

Cada una de las habitaciones cuenta con el mobiliario típico de la época entre el cual se combinan algunos colores, siempre suaves y como no, esos estampados tan característicos. Además, a pesar de que el suelo está compuesto de mármol, también hay que mencionar que sobre él se posan las grandes alfombras que también son parte fundamental de toda decoración que se precie. Además de ello, también hay ciertos apliques en la pared que se terminan con un baño de oro de 24 quilates. Son dos pisos lo que forman este hogar y desde luego, en todos sus rincones, tienen un hueco especial.

salón palais des anges

Hay que destacar las columnas y los arcos así como las columnas que nos llevan al pasado con solo echarles un vistazo. Sin duda, los techos vuelven a estar decorados con grandes lámparas y con detalles en relieve que los hacen perfectos. Aquí no importa que la decoración se recargue un poco sino que se representa con muchos detalles unidos y que dan lugar al verdadero lujo. También dispone de una sala de música y de un lugar privilegiado para los invitados, así de numerosas zonas verdes. Un palacio perfecto y muy lujoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *